Accés al contingut Accés al menú de la secció
Medio ambiente y sostenibilidad  > Educación y sostenibilidad  > Educación para la sostenibilidad  > Apoyo educativo  > Campos temáticos  > Medio natural  > Información  > ¿Qué podemos hacer para mantener el entorno en buen estado?
 

¿Qué podemos hacer para mantener el entorno en buen estado?

 Los entornos naturales en general no deben concebirse como islas verdes aisladas de cualquier influencia foránea, sino que deben considerarse como espacios de convivencia entre los propios ecosistemas y el ser humano. El civismo y el respeto definen las pautas mínimas de comportamiento que nos permiten convivir en armonía con el entorno más cercano.

En este sentido, las conductas que hay que tener presentes en nuestra relación con los espacios naturales no deben centrarse sólo en reducir los efectos nocivos provocados por las malas prácticas, sino a buscar medios para favorecer la biodiversidad y su conservación. De esta manera contribuiremos a mejorar el estado del medio ambiente en todos los niveles.

A menudo los medios naturales en mejor estado de conservación son la elección principal de los destinos donde invertir nuestro tiempo libre y de ocio. La contribución a la conservación permite preservar los recursos turísticos naturales, minimizar el riesgo ambiental de posibles problemas ecológicos, así como preservar íntegramente la calidad.

Así pues, ¿qué aspectos se deben tener presentes para el correcto uso y disfrute de los espacios naturales?

En primer término debemos tener presentes las normas características en cualquier espacio natural, aquellas que permiten hacer un uso no abusivo ni agresivo, tales como la prohibición de hacer fuego, la circulación de vehículos fuera de las pistas de uso público, hacer uso de las papeleras para depositar la basura y, únicamente, acampar en las áreas destinadas a acoger este servicio.

La actividad humana en los parques se remonta a tiempos muy lejanos y, a lo largo del tiempo, hemos ido acumulando una serie de restos e infraestructuras como iglesias, puentes, casas, etc., Que conforman nuestra riqueza cultural e histórica. Nótese, sin embargo, que, aunque los parques son mayoritariamente de propiedad privada, la conservación de este patrimonio natural, histórico y cultural es responsabilidad de todos.

Una premisa muy importante es tener presente que los espacios naturales son lugares idóneos para conocer y aprender sobre fauna, flora y ecosistemas forestales en general. Es por ello que, en la mayoría de los parques naturales, encontramos centros de interpretación y museos donde podemos encontrar información para ampliar conocimientos y disfrutar de la visita. Otra de las formas mediante las cuales podemos sacar más provecho a la salida es el senderismo interpretativo, en el que un guía experto nos puede acompañar y hacernos de educador para la mejor comprensión del territorio.

En conclusión, queda patente la necesaria promoción de formas responsables de disfrutar de los recursos ambientales. Hay que tener presente que la voluntad y la acción colectiva es imprescindible para cambiar la realidad, pero también lo es la acción y la voluntad individual.

Fecha de actualización: 28.06.2012