• Imprimir

¿Qué es el ozono troposférico?

El ozono se encuentra de manera natural en la atmósfera. Su concentración es máxima a unos 20 km de altura, dentro de la estratosfera. Es la llamada capa de ozono, que protege los seres vivos de las radiaciones ultravioleta (radiación UV) procedentes del sol y, por lo tanto, es beneficiosa para nosotros.

Por otra parte, el ozono también se encuentra en la capa de la atmósfera más próxima a la superficie terrestre (la llamada troposfera, que comprende el tramo de atmósfera entre el suelo y unos 10 km). Este ozono se llama ozono troposférico y se hace el seguimiento con la Red de Vigilancia y Previsión de la Contaminación Atmosférica (XVPCA) porque es un contaminante.

 

ozo

El ozono troposférico puede encontrarse en concentraciones superiores a las habituales en la atmósfera y, en este caso, puede ser considerado un contaminante atmosférico.

El ozono es un contaminante secundario, es decir, no emitido directamente a la atmósfera por una fuente, sino formado a partir de reacciones fotoquímicas (activadas por la luz solar) entre contaminantes primarios. Concretamente, se forma ozono cuando coexisten los óxidos de nitrógeno (NOx), los compuestos orgánicos volátiles (COVs) y una radiación solar intensa a lo largo de un periodo de tiempo lo bastante largo (un mínimo de diversas horas). Así, la época típica de los máximos de ozono coincide con la primavera y el verano. Los principales precursores del ozono (NOx y COV) se emiten de manera natural o como consecuencia de las actividades humanas.

El ozono troposférico de origen natural se forma a partir de los óxidos de nitrógeno (NOx) presentes de manera natural a la atmósfera y de los compuestos orgánicos volátiles (COV) biogénicos, pero también por intrusiones de ozono estratosférico o por descargas eléctricas de una tormenta.

Información relacionada

  Base temporal

Valor

Valor objetivo para la protección de la salud (VOPS) Máximo diario de las medias 8-horarias móviles 120 mg/m3
Se puede superar máximo 25 días/año en media de 3 años
Objetivo a largo plazo para la protección de la salud (OLTPS) Máximo diario de las medias 8-horarias móviles 120 mg/m3
Valor objetivo para la protección de la vegetación (VOPV) AOT40 de mayo a julio 18000 µg/m3·h por término medio en un periodo de 5 años
Objetivo a largo plazo para la protección de la vegetación (OLTPV) AOT40 de mayo a julio 6000 µg/m3·h
Umbral de información 1 hora 180 mg/m3
Umbral de alerta 1 hora 240 mg/m3

 

Los efectos que el ozono puede provocar sobre la salud de las personas son tos, irritaciones en la faringe, el cuello y los ojos, y dificultades respiratorias como la garganta seca.

También puede producir otros problemas respiratorios como una mayor incidencia y un agravamiento del asma, la reducción de la función pulmonar y una inflamación de las vías respiratorias, que genere síntomas respiratorios y una alteración del rendimiento.

Los niveles elevados de ozono también pueden causar un incremento de la mortalidad diaria.

 

 

Información relacionada

Las reacciones que conducen a la formación y destrucción del ozono son muchas y complejas, de manera que la concentración de ozono en un lugar determinado depende de diversos factores como la radiación solar, la temperatura y sobre todo, la concentración de precursores.

La única manera efectiva de disminuir los niveles de ozono superficial es evitando o reduciendo la emisión de sus precursores, los cuales provienen mayoritariamente del tráfico y de las industrias.

 

Fecha de actualización:  24.04.2017