• Imprimir

Fuentes

Imagen

El olor puede tener varios orígenes en función de la fuente que lo genere i, por tanto, la forma de tratar las molestias asociadas se debe abordar de distinta manera. Se debe tener en consideración que la afectación sobre el entorno varía y tiene unas características específicas según el tipo de procedencia. Así, por ejemplo, se pueden producir desde situaciones en las que existan áreas extensas afectadas hasta fenómenos puntuales, tanto en el ámbito espacial como temporal.

Por otra parte, el origen de los olores determina el órgano administrativo competente para la resolución de las quejas y la capacidad de actuación de los diferentes actores implicados.

Actualmente la normativa existente en otros países se basa principalmente en la regulación del impacto odorífero originado por las actividades industriales y ganaderas. En Cataluña hay ordenanzas municipales que abordan la problemática de los olores de una forma más genérica.

Fecha de actualización:  16.06.2010