• Imprimir

Instalaciones de iluminación artificial

Los criterios fundamentales que determinan las características que tiene que tener una instalación de iluminación, y que por lo tanto deben conocerse antes de emprender cualquier acción (diseño, modificación, inspección, otorgamiento de licencia o autorización...), son los siguientes:

  • La vulnerabilidad del entorno hacia la contaminación lumínica. Es preciso consultar en el mapa publicado por la Generalidad de Cataluña en que zona de protección está ubicada la instalación. La vulnerabilidad del entorno determina la cantidad de luz que puede llegar al cielo, el tipo de lámparas y la intrusión permitida en los entornos naturales de los alrededores o en las viviendas particulares.
  • El uso al que va destinada la instalación. Los niveles de iluminación, el índice de reproducción cromática, etc. de referencia vienen definidos por el uso al que va destinada la instalación (los requisitos no son los mismos para un área de aparcamiento que para un área de carga y descarga en una industria petroquímica).
  • El horario de funcionamiento de la instalación de iluminación. En caso de que la iluminación funcione en horario nocturno debe cumplir los preceptos definidos a tal efecto.
    • Horario nocturno: de las 0:00 horas en horario oficial de invierno y de la 1:00 en horario oficial de verano (en las zonas E1 y E2 fuera del núcleo urbano, el horario de noche se inicia una hora antes) hasta la salida de sol.
    • Horario de noche: desde que se pone el sol hasta que empieza el horario de noche.

En función de este tres criterios se establecen las características permitidas de los aparatos de iluminación exterior y los niveles de luz:

1. Lámparas
2. Luminarias
3. Niveles de iluminación
4. Niveles de luminancia
5. Niveles máximos de intrusión lumínica.