Existen diferentes aparatos de medición del ruido ambiental como:

  • Sonómetros: aparato para medir el nivel de ruido que hay en un lugar y en un momento determinados y para verificar con garantías el cumplimiento de normativas y ordenanzas de ruido.
  • Calibradores: aparato que genera un sonido estable a un nivel y una frecuencia determinados. Para que una medición sea válida se tiene que ajustar el sonómetro al nivel de presión acústica de referencia y comprobar que este nivel se mantiene después de la medición.

Para medir ruidos con poca variación temporal, el parámetro de medición es el nivel de presión ponderado A (LpA), pero hay muchos ruidos que varían en el tiempo, por ejemplo el ruido del tráfico, lo que ha originado otros parámetros más descriptivos. El parámetro de medición más importante es el nivel de ruido continuo equivalente (LAeq,T) ya que permite referir un ruido variable, en un intervalo T, al nivel de presión sonora equivalente al de un ruido continuo; es decir, el aparato que mide realiza la integración energética durante un tiempo determinado.

En acústica, reciben el nombre de parámetros estadísticos los niveles sonoros que han sido rebasados durante un porcentaje determinado del tiempo de medición. Por ejemplo, LA90 45 significa que durante el 90% del tiempo los niveles son superiores a 45 dB(A). El nivel LA90 de un ruido es conocido como el ruido de fondo.

El nivel de evaluación (LAr,T) es el nivel de presión sonora continuo equivalente ponderado A referido a un intervalo de tiempo determinado que tiene en cuenta ajustes o penalizaciones, entre otros, según el carácter tonal y la presencia de ruidos impulsivos.